Parece que fue ayer pero el comercio electrónico a través de internet ya tiene más de 20 años de historia. Al principio, los compradores estaban plagados de dudas: “¿será seguro dar mis datos?”, “¿qué garantías tengo?”, “¿llegarán los productos correctamente?” … Por suerte, con el paso del tiempo se han ido estableciendo sistemas de seguridad eficientes para el uso de nuestros datos y las leyes que protegen al consumidor pasaron a englobar también las compras online. Así, desde hace unos años, tenemos un comercio en línea perfectamente regulado y seguro. Además, la normalización del uso de teléfonos móviles con conexión a internet nos ha llevado a una nueva manera de afrontar el mundo.

De esta manera, comprar online se ha convertido en un acto cotidiano para buena parte de los usuarios de internet. Y cada vez más gente supera sus prejuicios. En España, se calcula que este tipo de compras representan algo más del 20% de las ventas hechas en 2019, incrementándose esta cifra año a año. Además, ha aumentado un 55% solamente en el primer mes y medio de la crisis sanitaria que estamos atravesando por el COVID-19, demostrando ser una opción de compra altamente fiable a muchos nuevos usuarios que aún mostraban reticencias. Es más que probable que todos éstos, una vez comprobados los beneficios del comercio online, continúen comprando una vez superada la crisis. Podemos decir que la compra online se ha convertido en una tendencia que irá creciendo todavía más en el futuro. Seguro que llegados este punto os estaréis preguntando “¿y esto qué tiene que ver con los audífonos?”.

Quizás la pregunta que deberíamos hacernos es “¿se pueden comprar audífonos por internet?”. La respuesta rotunda es sí. En los últimos tiempos, la tecnología de los audífonos relacionada con la conectividad ha logrado un perfeccionamiento enorme, permitiéndonos ahora realizar cualquier clase de programación a distancia gracias a la teleaudiología, desde la puesta en marcha del audífono hasta cualquier reajuste posterior que se quiera realizar. Por lo tanto, hemos superado el requisito de necesitar una cita presencial para poner en marcha el audífono. Gracias a este hecho, por fin se puede dar un servicio completo de manera remota sin necesidad de desplazamientos incómodos que roban el tiempo del usuario. En Claso creemos que, gracias a la venta online de audífonos, los usuarios podrán disfrutar de los beneficios que aporta el comercio electrónico a otros sectores:

  • Comodidad y practicidad.
  • Compra fácil y rápida.
  • Seguridad en las transacciones.
  • Mismas garantías que la compra presencial.
  • Libertad para escoger entre un mayor número de opciones.
  • Mismos servicios pero allá donde estés.
  • Asistencia a distancia.

En Claso consideramos que no tiene sentido que puedas comprar cualquier cosa, incluso algunos otros productos sanitarios, pero no puedas adquirir audífonos. No tiene sentido que, por ejemplo, una persona impedida para desplazarse se tenga que quedar sin escuchar correctamente. Siempre hemos trabajado en este sentido y ahora, con la llegada de la teleaudiología, creemos que ya no existe ninguna excusa para no disfrutar de una correcta audición sea cuál sea tu situación. Las mejoras tecnológicas generan nuevas maneras de consumir, más cómodas y prácticas para las personas, y nosotros queremos avanzar de la mano de ellas. ¿Quién sabe que otras maravillas nos traerá el futuro?