tapones para dormir

 

Hace poco os hablamos de la importancia que tiene para alguien que se dedique al mundo de la música de proteger sus oídos. La razón era bien sencilla: la exposición continuada a niveles de ruido excesivos puede acabar acarreando problemas auditivos irreversibles. La verdad es que este grupo de personas no es el único que se enfrenta a estos problemas, pues muchos trabajadores, especialmente de los sectores industrial y de la construcción, trabajan con ruidos constantes muy elevados.

De forma relacionada, el ruido puede afectar la calidad de nuestras horas de sueño, lo cual puede también repercutir directamente en nuestro estado de salud. Aproximadamente un 30% de la población mundial duerme menos de lo aconsejable, y el ruido es, en muchas ocasiones, la fuente de este problema.

La solución a ambos problemas puede ser la misma: usar tapones para las orejas.

Tapones para dormir

¿Vives en un vecindario donde no paran de pasar coches, autobuses y camiones de la limpieza durante la noche?¿Vives al lado de la vía del tren o de la autopista?¿Los ronquidos de tu pareja podrían despertar a un oso en hibernación?

Lo creas o no, estas situaciones son muy comunes, y afectan directamente la calidad de tu sueño, y con unos tapones para dormir podrías dar con la solución.

Los tapones especialmente confeccionados con este fin acostumbran a ser suaves y hechos con materiales flexibles, con tal de no irritar tus orejas y que sean cómodos de usar. Existen de varios tipos, aunque por lo general podemos hablar de tapones genéricos y tapones a medida.

Los tapones genéricos, por norma general, no atenúan tanta potencia como los customizados; se calcula que pueden llegar a disminuir en unos 25 dB los ruidos que percibimos. Además, hay que tener en cuenta que no acostumbran a ser muy reutilizables, debiendo ser sustituidos al cabo de unos pocos usos. Existe, eso sí, una variedad de tapones genéricos reusables, hechos con materiales plásticos suaves o de silicona.

Los tapones a medida te los podrás hacer por un profesional de la salud auditiva o en tu centro auditivo de confianza. Básicamente, harán un molde con la forma de tu oído para poder crear unos tapones hechos perfectamente a tu medida. Además, estos tapones acostumbran a ofrecer una atenuación del sonido mayor, de hasta 40 dB.

Tapones para el ruido

Cómo dijimos anteriormente, cualquier sonido constante de 85 decibelios puede causar pérdidas de audición. En muchos ambientes de trabajo, esta potencia de sonido se sobrepasa de sobras; por ejemplo, en un aeropuerto.

Huelga decir que el uso de protección auditiva es obligado en fábricas con máquinas trabajando a plena potencia, en obras donde se usen herramientas especialmente ruidosas, en el mundo del motor o incluso el personal militar que use armas de fuego.

Nos encontramos con varios modelos de tapones dependiendo de tus necesidades. Los tapones hechos a medida son de nuevo la mejor opción en cuanto a prestaciones, aunque en varios ambientes de trabajo podemos encontrarnos con las orejeras, para aquellos que tengan manía de usar un tapón, aunque también porque ofrecen una protección bastante elevada.

Sea cual sea la situación, desde Claso no podemos dejar de recomendarte que protejas tus oídos. Toda prevención es poca.